lunes, noviembre 27, 2006

La economía social como modelo de desarrollo

La Fundación Idea Pyme organizó un seminario para presentar el exitoso modelo de Economía Social que ha desarrollado Andalucía. El notable descenso de los índices de desempleo y las mejoras en la calidad de vida de gran parte de la población son los ejes del sistema que puede servir de punto de partida para mejorar problemas crónicos de Argentina. Noavestruz asistió al encuentro, donde disertaron representantes de entidades españolas que promueven el desarrollo de empresas dentro de este marco.

DIEGO MASTRODICASA


El concepto de Economía Social que dieron a conocer representantes de organizaciones españolas en el seminario organizado por la Fundación Idea Pyme, contiene algunos aspectos novedosos: Se estimula la búsqueda de lucro en organizaciones que simultáneamente impulsan fuertemente las economías regionales y desarrollan lazos mutuos de cooperación.

Andalucía cuenta actualmente con 8.000.000 de habitantes, de los cuales casi 1.000.000 están relacionados con la Economía Social, según explicó Francisco Moreno Navajas, vicepresidente de la Confederación de Entidades para la Economía Social de Andalucía (CEPES). "La Economía Social ocupa el segundo lugar en la creación de empresas, y en ella incluimos principalmente cooperativas, mutuales, trabajadores autónomos y sociedades laborales", afirmó.

Los disertantes comentaron los principales aspectos de estas entidades, en los cuales se observan múltiples diferencias con las formas jurídicas aplicadas en Argentina.

La sociedad laboral (SL) es un ente jurídico que existe solamente en España y que surgió como respuesta a la necesidad de evitar la quiebra en determinadas empresas en crisis. "La característica particular de una SL es que el 51% de las acciones debe permanecer en manos de sus trabajadores", explicó Moreno Navajas.

También se destaca la inclusión de los trabajadores autónomos dentro de la economía social, cosa que en nuestro país no ocurre.

Manuel Mariscal Sigüenza, presidente de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas (FAECTA), aclaró que las cooperativas andaluzas tienen ánimo de lucro en su gran mayoría. Tanto la entidad que dirige como el estado mismo, buscan que sean competitivas, incluso ante los avatares del mercado internacional.

También deben pagar el impuesto a las ganancias. Esta obligación impositiva es menor a lo que abona una sociedad anónima, y tiene un período de gracia en el inicio de sus actividades. Además, se les brinda la posibilidad de contar con un espacio físico para operar durante los tres primeros años, sin costo.

En el comienzo pueden solicitar una "ayuda a la inversión", que consiste en un aporte del 40% del capital necesario. Mariscal Sigüenza pidió que no se relacione esta expresión con el término "subsidio", ya que no se trata de sostener permanentemente organizaciones deficitarias. "En realidad es una inversión no reintegrable, aportada en forma conjunta por el gobierno de Andalucía y la Unión Europea con el fin de facilitar el inicio de la cooperativa", sostuvo.

Los expositores se ocuparon de aclarar que el hecho de que la empresa cooperativa sea generadora de ganancias, no altera su finalidad social, ya que la diferencia con una sociedad anónima radica en la forma que tiene de distribuir sus utilidades.

Otro aspecto a tener en cuenta es que se requieren solamente tres personas para formar una entidad bajo esta carátula. En este sentido, el titular de FAECTA aseguró que luego de que la normativa disminuyera el número de miembros necesarios (antes exigían al menos cinco) se incrementó rápidamente la cantidad de nuevas cooperativas.Moreno Navajas destacó la gran cantidad de sociedades agrupadas bajo esta figura que integran jóvenes profesionales como ingenieros o abogados.

El ejemplo del paradigma español de cooperativismo, es representado por la Corporación Cooperativa Mondragón, integrada por 264 empresas, que se define como "el fruto del esfuerzo solidario de todos los socios trabajadores, que han sabido transformar un pequeño taller donde, en 1956, se fabricaban estufas y cocinas de petróleo, en el primer grupo empresarial vasco y el séptimo de España, con 78.455 trabajadores a finales de 2005."

Para Francisco Moreno Navajas, estimular la formación de sociedades de estas características es fomentar el desarrollo regional. "Y esto se debe principalmente a que estas cooperativas dan trabajo en su lugar de origen y son tejedoras de redes sociales, además de funcionar como escuelas de ciudadanía", concluyó.

Haciendo un breve análisis, surgen puntos interesantes con miras a la implementación de un sistema similar en nuestro país:

- En Argentina las cooperativas son consideradas entes sin fines de lucro y se requieren por lo menos diez personas para constituir una, salvo algunas excepciones que permiten hacerlo con seis miembros.

- La figura de Sociedad Laboral no existe. Podría ser bien aprovechada en el caso de las llamadas "empresas recuperadas" que fueron tomadas por los trabajadores luego de la crisis de 2001, sin un marco legal adecuado.

- Los trabajadores autónomos no son considerados parte de la economía social, excepto una porción minoritaria, incluidos en el llamado "monotributo social".

Prestar atención a un modelo como el andaluz donde se lograron formar empresas exitosas y se crearon gran cantidad de puestos de trabajo acompañados de inclusión social puede ser una forma de consolidar el crecimiento del país.

Consultas adicionales:

Explicación de la legislación española en materia de sociedades cooperativas

Confederación de Entidades para la Economía Social de Andalucía (CEPES)

6 comentarios:

PROFESOR COCCA dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Jorge Churba dijo...

Me alegra que se realicen estos encuentros. Soy argentino con muchos años de residencia en España, pero hasta hace muy poco apenas si había oído hablar de la Economía Social. Hoy mi empresa es socia de Amusal, organización de la Economía Social de la región de Murcia.
Creo que algunos aspectos de la empresas de Economía Social española son reproducibles en Argentina y podrían ser muy beneficiosos.
Me ha encantado su blog, es muy interesante.

noavestruzpymes dijo...

Nos gustaría mucho saber más de cómo lo han implementado en Murcia, y también conocer las actividades que llevan a cabo en Amusal.
Gracias por tu comentario, que nos alienta a seguir desarrollando esta tarea.
Diego.

Jorge Churba dijo...

Creo que lo mejor sería que lo explicaran quienes vienen trabajando por la Economía Social, en Murcia, desde hace 20 años. Son los directivos de Amusal y en este momento están en el I Encuentro de Economía Social Canarias-África.
Me compromento personalmente a hablar con ellos a su regreso, para que les proporcionen la información que les interesa.
Mientras tanto, les adelanto que Amusal ofrece cursos de formación, asesoría, tutorías y un importante apoyo para hacer de los proyectos, empresas que funcionen.
Hasta pronto entonces y gracias por la magnífica labor que realizan.

Jorge Churba dijo...

Perdón por la demora, pero diciembre en España está lleno de feriados, a lo que hay que sumar el cierre del ejercicio y la campaña de Navidad. Además, la directiva de Amusal ha tenido que viajar para recibir el Premio Empresa Flexible 2006 y dentro de un par de días, vuelve a Madrid para ser recibidos por la princesa Letizia. Por eso les proponemos conocer más sobre la Economía Social leyendo la entrevista a Juan Toledo Lucas, presidente de Amusal, que acaba de publicar Vega Media Press en http://www.vegamediapress.com/noticias/index.php?option=com_content&task=blogsection&id=68&Itemid=149
Y si quieren información sobre el Premio Empresa Flexible 2006 y la audiencia con la princesa de Asturias, visiten nuestro blog: http://www.churbayportillo.com/blog
Saludos desde Murcia, donde estamos a su disposición

noavestruzpymes dijo...

Jorge: Muchas gracias por tus aportes.